SALUD

¿Cuánto tiempo debemos tomar el sol para que sea bueno para la salud?

La radiación solar disminuye la presión arterial. Fuente: Unsplash

Ahora que empiezan a despuntar los primeros días primaverales, surge de nuevo el debate de cada año sobre la necesidad de tomar el sol de forma moderada y el peligro de tomarlo de forma excesiva. Los estudios sobre los beneficios de tomar el sol se intercalan con los que confirman los riesgos de hacerlo de forma excesiva. Entonces, ¿cuánto tiempo debemos tomar el sol para que sea bueno para la salud?

Ya te explicamos qué le ocurre a tu piel cuando se quema con el sol y es que aunque la radiación solar ultravioleta (UV) puede ser peligrosa porque causa cáncer, envejecimiento de la piel y eritema solar, también se ha demostrado que reduce la presión arterial y promueve la síntesis de vitamina D.

Por ello, el Grupo de Investigación de Radiación Solar de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) ha estudiado cuánto tiempo es necesario exponerse a la radiación solar UV para conseguir las dosis necesarias de vitamina D sin que la exposición suponga un riesgo para nuestra salud.

¿Cuánto sol es bueno para la salud?

Los resultados de la investigación se han publicado en la revista científica “Science of the Total Environment“. Según comenta la autora principal del trabajo y científica de la UPV, María Antonia Serrano: “En España, a pesar de ser un país con muchas horas de sol, diferentes artículos han demostrado un alto porcentaje de deficiencia de vitamina D entre varios estratos de la población“.

Fuente: Unsplash

La vitamina D no se encuentra en muchos alimentos, por lo que la síntesis a través de la piel es la principal fuente natural que tenemos a nuestra disposición. La falta de esta vitamina se asocia con un mayor riesgo de sufrir diferentes enfermedades en la edad adulta.

Lee también: La época del año en la que naciste determina tus alergias

Los investigadores calcularon el tiempo máximo que un individuo puede estar al sol sin presentar un eritema (enrojecimiento de la piel causado por quemaduras) en una ciudad como Valencia (que recibe grandes dosis de radiación solar a lo largo del año) y el tiempo mínimo que debemos estar al sol para obtener la dosis diaria de vitamina D recomendada.

Según los datos obtenidos, en julio, un individuo con la piel tipo III (la más común en la población española) no debe estar más de 30 minutos al sol si quiere evitar un eritema (enrojecimiento de la piel causado por quemaduras). Sin embargo, en enero, el mismo individuo podría estar al sol durante 150 minutos.

En primavera y en verano es suficiente con 20 minutos de sol, en invierno se necesitarán casi dos horas

El problema aparece en invierno porque los niveles de radiación UV son más bajos y la gente cubre la mayor parte de su cuerpo“, dijo Serrano. En este sentido se ha calculado que en enero y con un 10% del cuerpo expuesto, se requieren 130 minutos de sol para obtener la dosis diaria recomendada de vitamina D.

En cambio, en octubre, se necesitarían unos 30 minutos. Pero por ejemplo en abril y en julio, con un 25% de exposición corporal bastarían 10 minutos para adquirir la vitamina. Es importante destacar que estos cálculos están hechos con una piel de tipo II, si la piel es más clara o más oscura los números cambian.

Fuente: Unsplash

También hay que tener en cuenta que se ha considerado el porcentaje del cuerpo expuesto según lo que es más habitual para cada estación. No obstante, si esta fuera mayor el tiempo de exposición tendría que reducirse. De igual forma, los tiempos para producir eritema se han calculado en días medios. Por lo que en días extremos los tiempos de exposición serían más cortos”.

En invierno, la mayoría de la población no alcanza los niveles de vitamina D necesarios

El estudio ha concluido que aunque en España hay suficiente radiación, la población no alcanza las dosis recomendadas de vitamina D en invierno, ya que el tiempo de exposición supera las dos horas. Además, otros factores como la postura, la forma del cuerpo y la ropa interfieren en la radiación recibida.

Otro factor que debe tenerse en cuenta es que no todas las áreas del cuerpo producen vitamina D con la misma eficiencia. Además, la edad de los individuos también es importante. Se ha visto que con los años perdemos capacidad para producir vitamina D. Es decir, que los adultos de mediana edad tienen un 40% menos de capacidad de producir vitamina D que los niños.

Estudios como este ponen de manifiesto la necesidad de abordar esa deficiencia de vitamina D que sufre la población durante los meses de invierno y la necesidad de proponer suplementos de vitamina D en algunos casos. ¿Ya sabes cuánto tiempo debes tomar el sol para que sea bueno para tu salud? Si tienes alguna duda estaremos en los comentarios.

Comentarios
To Top

¿Todavía no formas parte de
nuestra comunidad?

Suscríbete a CienciaToday y recibe las mejores curiosidades científicas cada semana