SALUD

Ya se puede conocer la localización exacta de un tumor con un análisis de sangre

Fuente: Pixabay

Hoy en día, ya es posible detectar el cáncer mediante un análisis de sangre. Estos análisis identifican el ADN liberado por las células tumorales que mueren. Sin embargo, hasta ahora no era posible conocer la localización exacta del lugar en el que está creciendo un tumor.

Con esta nueva prueba desarrollada por bioingenieros de la Universidad de California, en San Diego (EE.UU) ya es posible localizar en qué parte del cuerpo reside el tumor. La prueba consiste en un análisis de sangre por lo que podría decirse que es una técnica mínimamente invasiva.

Los resultados han sido publicados en la revista científica “Nature Genetics” y la conclusión es clara, se puede detectar el cáncer de manera precoz sin necesidad de técnicas invasivas. Los investigadores descubrieron una nueva pista en la sangre que podía ayudar a detectar las células tumores e identificar dónde se están desarrollando.

Un simple análisis de sangre para localizar dónde crecen los tumores

Cuando un tumor comienza a crecer y desarrollarse en una parte del cuerpo compite con las células normales de ese tejido por los nutrientes y el espacio. Cuando durante ese proceso de competición las células sanas mueren, su ADN acaba en el torrente sanguíneo y es lo que los investigadores han usado para descubrir qué órgano está afectado.

Fuente: Pixabay

Según explica Kun Zhang, profesor de la Escuela de Ingeniería de la Universidad de California y autor principal del trabajo: “El descubrimiento fue por accidente. Nosotros buscábamos células cancerígenas para averiguar su origen y vimos señales de otras células. Nos dimos cuenta de que si integrábamos los dos conjuntos de señales podíamos determinar no sólo la presencia o ausencia del tumor, sino también dónde estaba creciendo“.

Lee también: ¿Por qué algunos cánceres desaparecen repentinamente?

La nueva técnica se basa en una firma de ADN concreta: los haplotiopos de metilación CpG que existen dentro de las moléculas de ADN. Para poder llevarla a cabo, los investigadores tuvieron que crear primero una base de datos en la que se recogían todos los patrones de metilación CpG de todos los órganos del cuerpo.

Con esta técnica para diagnosticar el cáncer se evitarían métodos invasivos como la biopsia

Así pues, mediante una análisis de sangre pueden saber si los restos de células que ven pertenecen al páncreas, al bazo, al riñón, al cerebro, a los pulmones, al colon, al intestino, al hígado o a la sangre. También analizaron diferentes marcadores genéticos específicos de la enfermedad para poder identificarlos correctamente.

Se puede decir que la prueba funciona como un sistema de autenticación dual. Se necesitan ambas señales para obtener una respuesta positiva y correcta. Además, todo el equipo ha demostrado su cautela. Zhang advierte: “Esto no es más que una prueba de concepto. Necesitamos trabajar codo con codo con los oncólogos para optimizar y refinar el método antes de llevarlo a la fase de ensayo clínico“.

Esta técnica podría revolucionar la forma en la que se aborda la enfermedad, pues permitiria detectarla de forma precoz con grandes beneficios para la salud y el pronóstico de los pacientes. Técnicas como estas son más que necesarias por lo que esperemos que sigan adelante y que pronto esté disponible esta técnica para conocer la localización exacta de un tumor mediante un análisis de sangre.

Comentarios
To Top

¿Todavía no formas parte de
nuestra comunidad?

Suscríbete a CienciaToday y recibe las mejores curiosidades científicas cada semana