Y ALGO MÁS

Los Virus Podrían Ser las Nuevas Huellas Digitales

Recientemente se han encontrado los restos óseos de algunas víctimas de la Segunda Guerra Mundial, en los campos de batalla de Karelia. Investigadores de la Universidad de Helsinki y de la Universidad de Edimburgo han encontrado material genético viral en los viejos huesos humanos, en concreto es ADN perteneciente al género Parvovirus y han publicado un estudio en la revista científica “Scientific Reports“.

Después de una infección viral, es normal que el virus permanezca en algunos tejidos del cuerpo, por lo que al estar presentes también puede identificarse su ADN mucho tiempo después. Según comenta Klaus Hedman, profesor de virología clínica, “El tejido humano es cómo un archivo que almacena la huella digital de todos los virus que un individuo se ha encontrado a lo largo de toda su vida“.

Una nueva herramienta forense: Detectar ADN viral

Curiosamente, examinando los restos de las víctimas pudieron determinar que dos de los soldados eran del Ejército Rojo, pues el ADN viral que encontraron en sus huesos pertenecía a un tipo de parvovirus que nunca había estado circulando en los países Nórdicos.

Encontrado ADN de parvovirus en los huesos de víctimas de la Segunda Guerra Mundial. Fuente Veikko Somerpuro/University of Helsinki

Encontrado ADN de parvovirus en los huesos de víctimas de la Segunda Guerra Mundial. Fuente Veikko Somerpuro/University of Helsinki

El hallazgo es importante porque abre una puerta para estudiar infecciones pasadas y poder determinar qué virus estaban presentes en esa época y causaban enfermedades en los huesos. Esta información es muy relevante porque si la comparamos con los virus actuales podemos obtener valiosa información sobre cómo prevenir y erradicar enfermedades infecciosas actuales.

Los Virus: Los Pequeños Héroes Anónimos

Además, la combinación de ADN humano y viral puede ayudar a determinar migraciones de humanos antepasados alrededor del mundo así como a identificar a los recién fallecidos. En este segundo caso, supone una gran herramienta forense para la identificación de cadáveres así como para la investigacion criminal.

Los forenses y virólogos de la Universidad de Helsinki están decididos a seguir investigando acerca de los virus que existían hace siglos, incluso miles de años. “Sería fascinante conocer qué tipo de virus circulaban por la Europa Medieval o lo diferentes que eran los virus que existían en las poblaciones de América del Sur antes de que llegaran los europeos“, comenta Hedman.

Comentarios
To Top