SALUD

¿Por qué el corazón está en la parte izquierda de nuestro cuerpo?

Una nueva investigación ha revelado el mecanismo que sitúa al corazón en la parte izquierda de nuestro cuerpo. Por lo general, y sobre todo externamente, el cuerpo humano presenta una gran simetría bilateral, sin embargo, de forma interna existen ciertas asimetrías en la distribución de los órganos vitales. Por ejemplo, el hígado está situado en la parte derecha del cuerpo y el bazo o el corazón se localizan en la parte izquierda.

Para el correcto funcionamiento de todos los órganos es necesario que se produzca una colocación o empaquetamiento de todos ellos en la posición correcta. De hecho, durante el desarrollo embrionario los órganos se van formando en la línea media y a medida que van creciendo cada uno adopta la posición que le corresponde.

Por ello, la posición del corazón no es una casualidad. El polo inferior del corazón debe apuntar a la izquierda para que existe una correcta concordancia entre las venas y las arterias. Hasta ahora no se conocía el mecanismo del desarrollo embrionario mediante el cual los órganos se colocan en la posición adecuada pero una nueva investigación parece tener la respuesta.

La posición en el lado izquierdo de nuestro cuerpo del corazón no es casualidad

La investigación ha sido publicado en la revista científica ‘Nature‘ y en ella han participado investigadores de la Unidad de Neurobiología del Desarrollo del Instituto de Neurociencias en Alicante. Según explica la Dra. Ángela Nieto: “El corazón aparece inicialmente en la línea media y sabemos que se desplaza a la izquierda. Hay unas células que, una vez formado el primordio cardíaco, llegan desde los dos lados del embrión hacia el centro. Pero llegan muchas más desde el lado derecho que del izquierdo, desplazando el corazón hacia la izquierda“.

Los investigadores han comprobado que este proceso tiene lugar tanto en embriones de pollo, como en embriones de ratón y de pez cebra, por lo que han concluido que se trata de un mecanismo conservado en distintas especies y que por lo tanto, puede ser extrapolable a humanos.

Realmente se puede morir de un corazón roto, según la ciencia

Existen una serie de genes encargos de coordinar ciertos movimientos celulares y de inducir dichos movimientos durante las etapas del desarrollo embrionario. Estos genes se encontraban más expresados en el lado derecho del corazón por lo que los autores concluyen que estos deben ser los responsables de los movimientos predominantes desde la parte derecha. De hecho, una forma de comprobarlo fue anular la función de estos genes en algunos de los animales y pudieron observar como en ese caso el corazón permanecía en el centro.

Nieto explica que “las proteínas productos de estos genes son las que convierten a una célula inmóvil en móvil. Cuando no funcionan, el embrión no progresa y se muere, porque en las primeras etapas del desarrollo embrionario hay muchas células que nacen muy lejos de su posición final y tienen que recorrer distancias grandes hasta alcanzar su destino“.

Los genes que inducen estos movimientos celulares reciben el nombre de Snail y Prrx. Estos genes suelen desactivarse una vez que termina el desarrollo embrionario. Sin embargo, pueden reactivarse cuando el individuo es adulto y pueden provocar ciertos procesos patológicos, como la metástasis del cáncer, que provoca más del 90% de las muertes por cáncer. Las células tumorales pueden recuperar esa movilidad si consiguen reactivar la expresión de estos genes por lo que al desprenderse del tumor primario pueden inducir la producción de tumores en órganos distantes.

Esta investigación ha encontrado el origen de muchas malformaciones congénitas del corazón

Aproximadamente la mitad de las anomalías fetales que se detectan en el nacimiento son las malformaciones cardíacas y la mayoría de ellas tienen que ver con la posición incorrecta del corazón. Por lo que esta investigación no sólo es relevante porque explica por qué y cómo el corazón pasa a situarse a la parte izquierda del cuerpo sino que también abre muchas puertas a la investigación los defectos congénitos que causan una posición incorrecta del corazón.

Con este estudio se ha encontrado el origen de muchas malformaciones congénitas que pueden presentar los fetos al nacer como son la mesocardia, que es cuando el corazón se queda en el centro o de la dextrocardia, cuando el corazón se sitúa a la derecha y el polo inferior del corazón también apunta hacia la derecha.

Puedes consultar el artículo científico que explica por qué el corazón se sitúa en la parte izquierda del cuerpo y los mecanismos implicados aquí. Si tienes alguna duda, estaremos en los comentarios.

Comentarios
To Top

¿Todavía no formas parte de
nuestra comunidad?

Suscríbete a CienciaToday y recibe las mejores curiosidades científicas cada semana