SALUD

Se Cultivan por Primera Vez unas Trompas de Falopio en un Laboratorio

Unos investigadores alemanes han conseguido cultivar en el laboratorio la capa más interna de células que forman las Trompas de Falopio. La primera intención no es utilizarlas para desarrollar trasplantes para mujeres, si no que son tremendamente necesarias para que los científicos puedan mejorar sus conocimientos sobre las infecciones y enfermedades que comienzan en esta parte del aparato reproductor femenino y que luego se extienden.

Las Trompas de Falopio también reciben el nombre de oviducto y son unos pequeños conductos de aproximadamente 10-15 cm de longitud que conectan los ovarios con el útero. Desgraciadamente, son muy susceptibles a infecciones bacterianas que no sólo pueden conducir a la infertilidad si no que además pueden desencadenar mutaciones de las células que revisten los tubos. Estas células transformadas viajan hacia los ovarios y pueden desencadenar un cáncer de ovario.

Las Trompas de Falopio son una zona del cuerpo difícil de explorar

Las Trompas de Falopio son una parte del cuerpo difícil de explorar, por lo que la detección precoz de células cancerosas o una infección se complica. En este sentido era necesario cualquier tipo de investigación que fuera capaz de arrojar un poco de luz sobre el tema.

Fuente: MPG

Organoide de Trompa de Falopio en placa de cultivo celular. Fuente: MPG

Los investigadores han conseguido aislar células madre derivadas de las células epiteliales que se encuentran revistiendo el interior de los tubos, a partir de muestras proporcionadas por donantes. Lo que han encontrado es que estas células son capaces de desarrollar de forma natural unas estructuras denominadas “organoides”, estas estructuras son esféricas y están formadas por millones de células y se comportan de igual forma que las Trompas de Falopio.

El Esperma Lleva Información sobre el Peso del Padre

No sólo eso, si no que también han descubierto la vía que permite que las células se renueven constantemente. Hasta ahora sólo se podían mantener las células de las Trompas de Falopio durante unos días, el hecho de tener la oportunidad de reponerlas continuamente supone un gran avance para la investigación.

A partir de ahora los investigadores se centraran en entender por qué las Trompas de Falopio son tan susceptibles a la infección y la forma en qué conducen al cáncer de ovario.

El estudio ha sido publicado en la revista científica “Nature Communications”.

Comentarios
To Top