Y ALGO MÁS

5 Cosas sobre la Muerte que Quizás No Sabías

Como decía Benjamin Franklin, “en este mundo sólo hay dos cosas seguras: la muerte y pagar impuestos“. Obviamente, los impuestos no nos proporcionan ninguna emoción, más bien lo contrario, pero sin embargo la muerte es algo que nos afecta profundamente y está presente durante toda nuestra vida.

Las investigaciones acerca de la muerte son cada vez más frecuentes y a pesar de que todavía nos queda mucho por descubrir, hoy os daremos a conocer 5 cosas sobre la muerte que seguramente no sabías y que gracias a la investigación, hoy podemos afirmar.

La descomposición de la carne humana huele dulce

El olor de la descomposición humana es un algo muy complejo, en el que se ven involucrados más de 400 compuestos químicos volátiles. Muchos de estos compuestos están presentes también en la descomposición animal, pero un estudio reciente encontró que puede haber cinco ésteres exclusivos de los seres humanos (compuestos orgánicos que reaccionan con el agua para producir alcoholes y ácidos).

cosas-sobre-muerte-no-sabias-3

Lo curioso de todo esto es que estos 5 ésteres también pueden ser producidos por las frutas, sobre todo cuando están en estado de putrefacción. Algunos científicos y expertos que están familiarizados con el olor a carne humana en descomposición aseguran que los cadáveres a menudo desprenden un olor “dulzón” y ahora ya conocemos el por qué.

Las uñas y el pelo no siguen creciendo después de la muerte

A pesar de que muchos piensen lo contrario, no, las uñas y el pelo no siguen creciendo después de la muerte. Seguro que más de una vez habrás oído e incluso visto imágenes de cadáveres con el cabello y las uñas especialmente largas, sin embargo, eso no es más que una ilusión óptica. La realidad nos dice que el resto de nuestro organismo se ha ido encogiendo con el paso del tiempo debido a la deshidratación orgánica, por lo que las uñas y el cabello parece que son más largos.

Las Nueces y los Cacahuetes nos Protegen de las Principales Causas de Muerte

Lo que nosotros consideramos pelo y uña, en realidad está muerto. Las únicas partes con vida son la matriz del folículo del pelo y las uñas que se encuentran debajo de la piel. Sin embargo, estos órganos requieren regulación hormonal para producir pelo y uñas.

La longitud de los telómeros predice la vida útil de una persona

Los telómeros son los extremos de los cromosomas. Se conocen como regiones de ADN no codificante y cuentan con la función principal de estabilizar la estructura de los cromosomas en las células eucariotas, la división celular y el tiempo de vida de las estirpes celulares.

Durante mucho tiempo se pensó que nuestras células podían ser inmortales y que en las condiciones ambientales adecuadas, se reproducirían siempre. Sin embargo, en 1961 se descubrió que eso no era exactamente así, ya que después de unas 50 a 70 divisiones, se detienen. Una década más tarde se planteó una nueva hipótesis: Los telómeros acortan los cromosomas con cada división y cuando llegan a un tamaño demasiado corto, las divisiones se detienen y las células mueren.

El miedo a la muerte disminuye con la edad

Aunque parezca raro, a medida que vamos envejeciendo y nos acercamos inevitablemente a la muerte parece ser que va desapareciendo el miedo humano al fin de la vida. Varios estudios realizados en los últimos años así lo demuestran. Para los hombres, la disminución del miedo a la muerte se estancó a los 60 años, mientras que las mujeres se quedaron entre los 40 y los 50 años de vida.

cosas-sobre-muerte-no-sabias-2

Así pues, todo parece indicar que es probable que la relación entre la edad y la ansiedad ante la muerte se deba a un efecto generacional, por lo que a medida que vamos envejeciendo, la muerte va formando parte de nuestro día a día, con respeto, pero sin temor.

Cuando pensamos en la muerte aparecen los prejuicios

Imagina por un momento tu muerte. Anota en una libreta lo que crees que te va a pasar cuando te mueras, cómo mueres, por qué… Estas son algunas de las preguntas e instrucciones que se han hecho a miles de personas a través de más de 200 estudios en los últimos 25 años y los resultados son evidentes.

Los “Selfies” Provocan Más Muertes que los Tiburones

Cuando pensamos en la muerte los prejuicios empiezan a florecer. Pensar en la muerte hace que la gente sea más racista, más dura con la prostitución, menos dispuesta a consumir productos extranjeros… Cuando los seres humanos pensamos en nuestra muerte nos entran ganas de tener más hijos y elegir sus nombres. ¿A ti también te ocurre?

Todavía desconocemos si existe un más allá oculto detrás de la muerte fisiológica de nuestro cuerpo, sin embargo, la muerte es uno de los temas que más curiosidad despierta en el ser humano y estamos bien seguros de que las investigaciones y el querer saber más acerca de la muerte nos harán descubrir cosas realmente impresionantes a lo largo de los próximos años.

Comentarios
To Top