SALUD

Correr puede mejorar nuestra conectividad cerebral

Fuente: Unsplash

Por muy monótona y repetitiva que nos resulte la actividad de correr, parece ser que se trata de una función cognitiva más compleja de lo que pensábamos. Tanto es así, que correr podría ayudar a proteger nuestro cerebro de la demencia asociada a la vejez.

Un nuevo estudio revela que correr impulsa la conectividad cerebral en aquellas partes involucradas en la toma de decisiones, la planificación y la multitarea. Ya conocíamos algunos de los beneficios del ejercicio sobre nuestra salud. Pues hemos visto como el ejercicio fortalece nuestros huesos.

No es la primera vez que una actividad cognitiva compleja, se asocia con un aumento en la conectividad neuronal en reposo. Pues ya se ha visto que tocar un instrumento musical durante la infancia puede mejorar la función cerebral en la vejez.

Los corredores tienen una mejor conectividad cerebral en reposo

Cuando hablamos de conectividad neuronal en reposo, nos referimos a los patrones de comunicación neuronal que existen entre diferentes regiones del cerebro cuando una persona no está realizando ninguna actividad física. Estos patrones proporcionan cierta indicación de la potencia cognitiva general.

Fuente: Unsplash

Los investigadores quisieron ver cómo el ejercicio durante la juventud afecta a la conectividad neuronal en reposo. Para ello realizaron resonancias magnéticas del cerebro de corredores de edades comprendidas entre 18 y 25 años. Y las compararon con resonancias de hombres de edades similares pero que no habían practicado mucho deporte en toda su juventud.

¿El sexo cuenta como ejercicio?

Los resultados de la investigación se han publicado en la revista “Frontiers in Human Neuroscience“. El equipo encontró que los corredores tenían una mayor conectividad en varias redes neuronales implicadas en la coordinación de las funciones cognitivas superiores.

En concreto, se encontró una mayor conectividad en la red frontoparietal, que involucra diferentes regiones del cerebro encargadas de regular la función ejecutiva y la memoria de trabajo. Y es que muchas de las tareas que nosotros consideramos como repetitivas, en realidad implican una gran función cerebral de coordinación para llevarlas a cabo.

Según el investigador principal del estudio, el Dr. David Raichlen, estas áreas del cerebro en las que los corredores tienen una mayor conectividad, son las áreas que más comúnmente se ven afectadas con la edad. Así que muy probablemente, la actividad física durante la juventud puede ayudar a retrasar los efectos del envejecimiento en el cerebro.

Comentarios
To Top

¿Todavía no formas parte de
nuestra comunidad?

Suscríbete a CienciaToday y recibe las mejores curiosidades científicas cada semana