SALUD

Las cinco sustancias más adictivas de la Tierra y lo que hacen a tu cerebro

Botellas de heroina comercializadas por Bayer antes de la Primera Guerra Mundial

Autor original: Eric Bowman, Universidad de St. Andrews. ¿Qué drogas son las más adictivas? Esta pregunta parece sencilla, pero la respuesta depende de a quién se lo preguntes. Desde el punto de vista de diferentes investigadores, la posibilidad de que una droga sea adictiva debe juzgarse según el daño que causa, el precio de esta droga en la calle, el grado en que esta activa el sistema de dopamina en el cerebro, según la sensación de placer que produce en las personas, el grado en que la droga causa el síndrome de abstinencia y la facilidad que tiene una persona que pruebe la droga de engancharse a ella.

Existen otros factores que ayudan a medir el potencial adictivo de una droga, también, hay incluso algunos investigadores que argumentan que ninguna droga es siempre adictiva. Teniendo en cuenta el punto de vista tan variado de los diferentes investigadores, una forma de clasificar las drogas según su adicción es preguntarle a los expertos. En 2007, David Nutt y sus compañeros hicieron exactamente eso, preguntaron a una serie de expertos en adicciones, y obtuvieron algunos resultados interesantes.

1. La heroína

Nutt y sus expertos colaboradores clasificaron la heroína como la droga más adictiva, dándole una puntuación de 2,5 sobre una escala de 3. La heroína es un opiáceo que provoca que los niveles de dopamina en el sistema de recompensa del cerebro aumenten hasta un 200% en animales de experimentación. Además de ser probablemente la droga más adictiva, la heroína es peligrosa, ya que la dosis que puede causar la muerte es sólo cinco veces mayor a la que se necesita para un subidón.

La heroína también ha sido clasificada como la segunda droga más dañina en términos de daños a los usuarios y a la sociedad. El mercado de los opiáceos ilegales, entre los que se incluye la heroína, se estima que en 2009 movió aproximadamente unos 68 billones de dolares en todo el mundo.

2. El alcohol

A pesar de que el alcohol es una sustancia legal en muchos países, ha sido clasificado como la segunda sustancia más adictiva por Nutt y sus expertos colaboradores (obteniendo una puntuación de 2,2 sobre 3). El alcohol tiene muchos efectos sobre el cerebro y sobre la salud, pero en los experimentos con animales llevados a cabo en el laboratorio, se produce un aumento de los niveles de dopamina en el sistema de recompensa del cerebro de entre un 40 y un 360%, y cuánto más bebieron los animales, más aumentaron sus niveles de dopamina.

Oh, vaya! Sólo una copa más. Fuente: Gavin Schaefer/Flickr

Oh, vaya! Sólo una copa más. Fuente: Gavin Schaefer/Flickr

El 22% de las personas que han probado el alcohol van a desarrollar una dependencia en algún momento de sus vidas. La OMS ha estimado que 2 billones de personas consumían alcohol en 2002 y que más de 3 millones de personas murieron en el año 2012 debido a los daños causados en el cuerpo por la bebida. El alcohol ha sido clasificado como la droga más dañina por otros expertos.

3. La cocaína

La cocaína interfiere directamente en el uso que hace el cerebro de la dopamina para transmitir mensajes de una neurona a otra. En esencia, la cocaína impide que la señal de activación que produce la dopamina en las neuronas se desactive, de esta forma se produce una activación anormal de las vías de recompensa del cerebro. En los experimentos con animales, la cocaína provocó que los niveles de dopamina aumentarán hasta 3 veces. Se estima que entre 14 y 20 millones de personas consumen cocaína y que en 2009 el mercado de la cocaína movió unos 75 billones de dolares.

El crack de cocaína ha sido calificado por los expertos como la tercera droga más perjudicial y la cocaína en polvo, que provoca un efecto más suave, cómo la quinta más dañina. Aproximadamente un 21% de las personas que prueban la cocaína se vuelven dependientes a ella en algún momento de sus vidas. La cocaína es similar a otros estimulantes adictivos, como la metanfetamina, que se está convirtiendo en un problema ya que se encuentra ampliamente disponible y la anfetamina.

4. Los barbitúricos (‘tranquilizantes’)

Los barbitúricos, también conocidos como balas azules, gorilas, barbos y damas de color rosa, son una clase de fármacos que se utilizaron inicialmente para tratar la ansiedad y facilitar el sueño. Interfieren con las señales químicas del cerebro, su efecto es bloquear varias regiones del cerebro. En dosis bajas, los barbitúricos causan euforia, pero a dosis más altas pueden ser letales porque suprimen la respiración. La dependencia hacia los barbitúricos era muy común cuando estaban disponibles por prescripción médica, pero esto ha disminuido drásticamente a medida que otros medicamentos los han ido desplazando. Esto pone de manifiesto el papel que desempeña el contexto en la adicción: si una droga adictiva no está ampliamente disponible, puede hacer menos daño. Nutt y su panel de expertos han clasificado a los barbitúricos como la cuarta sustancia más adictiva.

5. La nicotina

La nicotina es el principal ingrediente activo del tabaco. Cuando alguien fuma un cigarro, la nicotina se absorbe rápidamente por los pulmones y llega al cerebro. Mientras que Nut y sus expertos colaboradores clasifican la nicotina (tabaco) como la doceava sustancia más adictiva, existen razones para creer que la nicotina es una droga muy potente.

Te hechizan. Fuente: Anton Raath/Flickr

Te hechizan. Fuente: Anton Raath/Flickr

Más de dos tercios de los estadounidenses que probaron el tabaco llegaron a ser dependientes durante toda su vida. En 2002 la OMS estimó que había más de 1 billón de fumadores y se estima que el tabaco matará a más de 8 millones de personas anualmente en 2030. Los animales del laboratorio tienen el buen criterio de no fumar. Sin embargo, las ratas sí se enganchan a pulsar un botón para recibir su dosis de nicotina directamente en el torrente sanguíneo y esto provoca que los niveles de dopamina en el sistema de recompensa del cerebro aumenten en de un 25 a un 40%

El artículo ‘Las cinco sustancias más adictivas de la Tierra‘ ha sido traducido por Ciencia Today, el autor original es Eric Bowman, Profesor de Psicología y Neurociencia, Universidad St. Andrews. Este artículo ha sido publicado originalmente en “The Conversation“. Aquí puedes leer el artículo original en inglés.

 

Comentarios
To Top