Y ALGO MÁS

¿Qué tipos de bacterias existen?

Fuente: Pixabay

Si has llegado hasta aquí, seguramente te estarás preguntando qué tipos de bacterias existen. La verdad es que debido a que las bacterias son los organismos vivos más abundantes en la Tierra, se hace difícil conseguir una única clasificación de estos microorganismos, por lo que suelen clasificarse según su tamaño, su forma, su capacidad de movimiento, su capacidad para resistir a las condiciones extremas, etc.

Empezaremos hablando primero sobre qué es una bacteria y cuál es su definición. Una bacteria puede definirse como un microorganismos procariotas, las células procariotas son las que no tienen un núcleo bien definido, por lo que el material genético o ADN se encuentra de forma libre por el citoplasma. Otra característica que define a las bacterias, es que suelen presentar una pared celular, también conocida como pared bacteriana, compuesta de peptidoglicanos.

A parte de ser las más numerosas del planeta, las bacterias también son los organismos más ubicuos del mundo, pues en prácticamente cualquier punto de la Tierra hay una bacteria capaz de sobrevivir y desarrollarse, incluso en los hábitats más insospechados. A pesar de todos los conocimientos sobre microbiología que los científicos han ido recopilando durante décadas, se calcula que aún existen más del 80% de especies que aún no han sido descubiertas o descritas.

Clasificación y tipos de bacterias

A pesar de lo que muchos puedan pensar, las bacterias no sólo producen enfermedades, sino que también realizan otras funciones importantes tanto para el medio ambiente como para la salud de las personas. Se encargan de la fijación del nitrógeno al suelo, de ayudarnos en la digestión de los alimentos, y también se utilizan para producir medicamentos u otros productos químicos. Y no tenemos que olvidar que también las utilizamos para llevar a cabo muchos de los procesos de fermentación en la producción de alimentos como la mantequilla, el yogur, el queso, etc.

Fuente: Pixabay

Pero no nos enrollemos más, ya os hemos presentado de forma más que suficiente a las protagonistas del artículo de hoy: las bacterias. Ahora veamos cómo se clasifican las bacterias o qué tipos de bacterias existen:

Tipos de bacterias según su morfología

Lo habitual es que las bacterias puedan medir entre 0,5 y 5 micrómetros, aunque existen algunas excepciones, como es el caso del género Mycoplasma, que son las bacterias más pequeñas descritas hasta el momento que tan sólo miden 0,3 micrómetros. Por otro lado, también existen algunas bacterias que pueden llegar a medir 0,5 mm. Las bacterias presentan una gran variedad de formas y tamaños, e incluso una misma especie puede encontrarse en varias formas diferentes, algo que se conoce como pleomorfismo. Estas son las formas más comunes que puede adoptar una bacteria:

  • Coco: podemos imaginárnoslas como pequeños cocos, es decir, con forma esférica
  • Diplococo: vendría a ser como si dos cocos se hubieran pegado, y los encontráramos en grupos de dos
  • Tetracoco: lo mismo que el anterior, pero en grupos de cuatro
  • Estreptococo: los mismos cocos se agrupan en fila, formando auténticas cadenas
  • Estafilococo: aquí encontramos los cocos agrupados en forma de racimo o incluso, en agrupaciones más irregulares
  • Bacilo: adquieren una forma alargada como de bastón
  • Vibrio: podemos imaginárnoslos como un cacahuete o incluso en forma de coma (,)
  • Espirilo: estos tienen forma de tirabuzón, es decir, son helicoidales
  • Espiroqueta: estas son iguales que los anteriores pero son flexibles

Tipos de bacterias según su pared celular

Básicamente existen dos tipos de paredes bacterianas que claramente distinguen dos grupos grandes de bacterias. Como hemos dicho anteriormente, la pared celular de una bacteria está compuesta por peptidoglicano. Esta sustancia no es más que una agrupación de cadenas de azúcares entrelazados con algunas proteínas. En función de como se distribuye este peptidoglicano se distinguen dos tipos de bacterias: las bacterias Gram positivas y las bacterias Gram negativas.

Fuente: Pixabay

El término Gram viene por un tipo de tinción que se realiza sobre las bacterias para observarlas mejor bajo el microscopio y que se ha utilizado como forma de clasificación. Según la distribución del peptidoglicano, se tiñen de una forma u otra. Las bacterias Gram negativas tienen una pared más fina formada por menos capas de peptidoglicano que además, se encuentran envueltas por una segunda membrana lipídica que de alguna forma repele a la tinción Gram y por ello, recibe el nombre de Gram -. Por su parte, las bacterias Gram positivas tienen una pared celular mucho más gruesa, formada por un gran número de capas de peptidoglicanos entre las que se inserta la tinción Gram, y por ello se han clasificado como Gram +.

Muchas veces, estas diferencias en la estructura de la pared bacteriana es lo que determina la susceptibilidad de una bacteria frente a un determinado antibiótico, ya que este tiene que ser capaz de atravesar la pared celular, o al menos de dañarla de alguna forma, para poder matar a la bacteria. Existe una única excepción, al menos por el momento, de bacteria que no presenta pared celular, y es el caso de los Mycoplasmas. También cabe destacar, que el género Mycobacterium también presenta una pared celular un tanto especial, formada por ácidos micólicos que le confieren una gran resistencia.

Tipos de bacterias según sus estructuras extracelulares y su capacidad de movimiento

Muchas bacterias presentan ciertas estructuras extracelulares que también permiten diferenciar entre varios tipos de bacterias según las estructuras que presenten. Una de estas estructuras se conoce como flagelo, estos son unas pequeñas prolongaciones que nos recuerdan a un pelo que sale de la bacteria y que les confiere cierta capacidad de movimiento. En función de la localización del flagelo y el número se distinguen cuatro tipos:

  • Monotrico: cuando únicamente hay un flagelo
  • Lofotrico: cuando hay una agrupación de flagelos a un lado o ambos lados de la bacteria
  • Anfitrico: cuando aparece un flagelo en cada extremo
  • Peritrico: cuando existen flagelos por toda la superficie de la bacteria

Disposición de los flagelos: Monotrico (A); Lofotrico(B); Anfitrico (C); Peritrico (D). Fuente: Wikimedia Commons

Las espiroquetas presentan un tipo muy especial de flagelos que se denominan filamentos axiales y que producen un movimiento parecido al de un sacacorchos para desplazarse hacia delante. Otra estructura también muy extendida son las fimbrias, en este caso también nos recuerdan a los pelos, pero son más cortos y finos y se distribuyen por toda la superficie bacteriana. Las fimbrias tienen una función de sujeción.

Tipos de bacterias en función de su metabolismo

Las bacterias presentan una gran cantidad de tipos metabólicos diferentes que a menudo se han utilizado para clasificarlas. Entre los aspectos más relevantes para diferenciar entre los diferentes tipos de metabolismos bacterianos encontramos: la fuente de energía y el origen del carbono.

En función de la fuente de energía, las bacterias pueden ser fotótrofas (cuando utilizan la luz de sol para realizar la fotosíntesis) o quimiotrofas (cuando obtienen energía de diferentes sustancias químicas). Según el origen del carbono se dividen en heterótrofas, cuando lo obtienen de compuestos orgánicos o autótrofas, cuando lo obtienen a partir de la fijación del dióxido de carbono.

Tipos de bacterias en función de su respiración

Como todo ser vivo, las bacterias también respiran. Pero en este caso también presentan ciertas particularidades. Durante la respiración celular, ocurren una serie de reacciones químicas, pero básicamente, existe un intercambio de electrones entre las diferentes moléculas (unas actúan de donantes y otras de receptoras) y cómo resultado se obtiene energía.

De esta forma, existen dos grandes grupos, lo que utilizan oxígeno para respirar, conocidos como bacterias aerobias y las que no necesitan oxígeno para respirar, conocidas como anaerobias. Las bacteria aerobias utilizan el oxígeno como receptor de electrones, por otro lado, las bacterias anaerobias utilizan nitratos, sulfatos o incluso dióxido de carbono, como receptores de electrones. También existen las bacterias anaerobias facultativas que son aquellas que pueden respirar de una forma u otra en función de las condiciones ambientales.

¿Elegimos lo que comemos o lo hacen nuestras bacterias intestinales?

Los donadores de electrones, pueden ser compuestos orgánicos y entonces hablaremos de bacterias organótrofas o pueden ser compuestos inorgánicos (hidrógeno, monóxido de carbono, amoniaco, etc.) y entonces serán bacterias litótrofas.

Hasta aquí el artículo de hoy sobre qué tipos de bacterias existen, como habrás visto no es un tema fácil y aunque se intentan clasificar lo máximo posible, siempre hay excepciones para cada tipo por ello la clasificación de las bacterias es algo que se encuentra en constante movimiento y actualización por parte de los microbiólogos.

Comentarios
To Top

¿Todavía no formas parte de
nuestra comunidad?

Suscríbete a CienciaToday y recibe las mejores curiosidades científicas cada semana