ANIMALES

¿Cómo pueden algunos animales ver en la oscuridad?

Los gatos son animales de hábitos nocturnos por lo que pueden ver en la oscuridad. Fuente: Unsplash

Mientras que para el ser humano la oscuridad es una auténtica desventaja en la que apenas somos capaces de distinguir una silueta, para muchos animales nocturnos la noche se convierte en un mundo lleno de detalles, formas y colores. ¿Cómo pueden algunos animales ver en la oscuridad? ¿Qué habrá en la noche para que ciertos animales hayan evolucionado para vivir en la oscuridad en vez de durante el día?

La hipótesis general apunta a que los animales se vuelven nocturnos para evitar la multitud de otros animales activos durante el día. De esta forma tienen menos competencia para conseguir alimentos y menos depredadores.

Los animales nocturnos tienen la capacidad de ver de noche porque sus ojos están adaptados a compensar la falta de luz. Todos los ojos, ya sean nocturnos o no, dependen de los fotorreceptores de la retina para detectar las partículas de la luz, conocidas como fotones.

Los animales que pueden ver en la oscuridad tienen sistemas para aprovechar mejor la luz

Los fotorreceptores informan sobre la presencia de los fotones a otras células de la retina y esa información llega hasta el cerebro. El cerebro examina esa información y la usa para construir una imagen del entorno que percibe el ojo.

Los tarseros (Tarsius tarsier) tienen los ojos más grandes en relación al tamaño de su cabeza del reino animal. Fuente: Wikipedia

Cuanto más brillante es la luz, más fotones impactan en el ojo. En un día soleado llegaran 100 millones de veces más fotones que en una noche nublada o en una noche sin luna. En la oscuridad, detectar fotones escasos y dispersos que llegan al azar hasta nuestros ojos es muy dificil para los ojos de cualquier animal diurno. Sin embargo, para las criaturas nocturnas se ha convertido en una cuestión de adaptación.

¿Por qué vemos el mar de color azul si el agua es transparente?

Un ejemplo de adaptación puede ser el tamaño de los ojos. Por ejemplo los tarseros, un animal nocturno que seguro que conoces por sus enormes ojos, tiene los globos oculares del tamaño de su cerebro. De hecho, es el mamífero con los ojos más grandes respecto al tamaño de su cabeza. Para que te hagas una idea, proporcionalmente, si los humanos tuviéramos los ojos tan grandes como los tarseros, tendríamos los ojos como pomelos.

Tener los ojos tan grandes le confiere al tarsero la capacidad de captar la máxima luz posible. Al tener unas pupilas mayores consigue un grado de apertura mayor por lo que entra una mayor cantidad de luz y ésta llega hasta los fotorreceptores.

El tapetum lucidum es una estructura que ayuda a los animales a ver en la oscuridad

Mientras que los tarseros escanean la escena nocturna con sus grandes ojos, los gatos han desarrollado otra capacidad para conseguir lo mismo. Ellos tienen una estructura llamada tapetum lucidum justo detrás de sus fotorreceptores. Esta estructura lo que hace es reflejar la luz que incide sobre ella de tal forma que la magnifica. Funciona como si se tratara de un espejo rebotando la luz hacia los fotorreceptores.

El tapetum lucidum es una estructura que está presente en muchos otros animales, como por ejemplo los perros o los roedores. Y es el responsable de que los ojos de estos animales brillen según cómo les da la luz.

Bueno ahora ya sabes algo más sobre cómo pueden algunos animales ver en la oscuridad. Sin duda es impresionante observar cómo los animales han desarrollado diferentes capacidades adaptativas para poder usar la visión como uno de sus sentidos primarios cuando llega la noche.

Comentarios
To Top

¿Todavía no formas parte de
nuestra comunidad?

Suscríbete a CienciaToday y recibe las mejores curiosidades científicas cada semana